s s s s

Javier Garló (Palma, 1980)

Siempre apoyado en la FIGURA humana o en objetos que hablen de ella, su historia e HISTORIAS atemporales, Javier Garló construye su BÚSQUEDA personal, alejada de lo que es o no correcto, sustituyendo la perfección por una cierta crudeza más cercana a la realidad.

Demuestra repetidamente su veneración por el clasicismo pero desarrollando una NARRATIVA propia y una estética plagada de SIMBOLISMO, en el que el propio autor se analiza, reflejando su VISIÓN de la realidad S XXI que le rodea.

Quizás la idea de sentirse fuera de tiempo, el cuestionar su generación, así como el signo de los tiempos y la pérdida actual de valor y valores sea un HILO invisible que recorra y una su obra hasta la fecha.

……………….

Una  OBRA que funciona y se reinventa constantemente sobre distintas superfícies: lienzo,  papel o cartón, madera, pared o muro urbano y que también se expresa en formato instalación y escultura, convirtiéndose en un espacio continuo de REFLEXIÓN sobre la realidad que le ha tocado vivir. Pero sea cuál sea el soporte, formato o lenguaje escogido siempre vemos aparecer, de alguna forma, el sentimiento acerca de la fugacidad de las cosas y los mensajes supérfluos y fácilmente evaporables que impone la RAPIDEZ irreflexiva.

………………

Desde sus PRINCIPIOS con el graffiti, el dibujo supuso una elección casi casual. Poco a poco se fue confirmando ese camino como una vía de expresión personal en la que no se buscaba la aprobación, sino la aceptación de las diferencias que se fueron convirtiendo en señas de IDENTIDAD.

No hay nada buscado para gustar como tampoco se persigue ACABAR o cerrar las obras. Quizás dejar algo abierto podría ser visto como IMPERFECCIÓN que resulta perfecta en el código Garló.

………………….

Se trata de un proceso de ACEPTACIÓN, tanto profesional como vital, de lo que supone la elección de un CAMINO en vez de otro. Asumir la imperfección, caminando con ella y abrazándola con la belleza real que encierra, sabiendo que éste siempre será un camino de DUDAS

 

Texto:
Anuska Menéndez